Los cartuchos de videojuegos de los 80 y 90 llegan al smartphone

cartucho-videojuegos-movilDesarrollados por la ‘startup’ japonesa Beatrobo, se trata de unos cartuchos de juegos de estética ochentera que se conectan al smartphone a través del puerto jack de 3,5 mm para auriculares y desbloquean un título diferente.

Aunque no de la manera que un purista de este sistema de almacenamiento desearía, ya que, como en el caso de Metal Gear, estos cartuchos en realidad no almacenan el juego sino solo un identificador único.

De esta forma, el juego en sí tiene que estar instalado en la memoria del terminal móvil y se accede a él de forma tradicional a través de una app. Al insertar el cartucho en el conector de audio del smartphone, este envía un sonido inaudible a través de la tecnología PlugAir que permite a la app de Beatrobo identificar al usuario y conectar con los servidores correspondientes en internet donde se almacenan los datos y las partidas guardadas.

Así, a pesar de la distribución en formato físico, el usuario sigue dependiendo de una conexión a internet y del almacenamiento interno del móvil para ejecutar el videojuego, con lo que cabe preguntarse si merece la pena, aunque por otro lado, es probable que los cartuchos Pico Cassette no se comercialicen fuera de Japón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *