Lucy, la primera evidencia del vínculo entre primates y humanos

Hoy son 41 años del descubrimiento de los restos fósiles de “Lucy”, la homo australopitecus de 3.2 millones de años que demostró que el vínculo entre primates y humanos.

Photography
Tomado de australianmuseum.net.au

Fue hallada el 24 de noviembre de 1974 por el palentólogo Donald Johanson (EEUU), en Hadar, al noreste de Etiopía. Lo que encontraron resultó ser el 40% del cuerpo de la australopitecus a pesar de las extensas labores de rescate. Las investigaciones determinaron que era una hembra de 1,1 metros de altura; que sus piernas eran proporcionalmente más largas que sus piernas; ambas extremidades poseían una curvatura en las palmas que evidencian actividad arbórea;  y que era bípeda.

Después de Lucy vinieron otros hallazgos que en conjunto formaron la especie austrlopithecus afarensis pues en el área donde se los ha encontrado vive la tribu Afar por la cual tienen el nombre. Entre lsus características están  que sus craneos eran más grandes, que los nuestros, con rostros que se proyectaban hacia adelnate del cráneo.

EL NOMBRE 

Johanson la nombró Lucy porque al momento del hallazgo sonaba Lucy in the sky with diamonds”  de la banda inglesa The Beatles. 

UBICACIÓN

Actualmente sus restos no están expuesto a la visita del público sino que están alojados en una cámara de seguridad del Museo Etíope de Historia Natural en Addis Abeba. En 2007 el gobierno etíope sacó los restos de Lucy y organizó una gira por Estados Unidos que duró siete años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *