fotonoticia_20160216152525_1280

Orejas fabricadas por impresora 3D

Los científicos del Instituto Wake Forest de Medicina Regenerativa de California mediante una publicación en la famosa revista científica Nature Biotechnology, dieron a conocer los resultados de una investigación , en la que se usaron músculos, cartílagos y huesos obtenidos a través de una nueva impresora 3D.

 

Se  ha comprobado que estos implantes funcionan después de ser implantados, se hicieron pruebas con ratones, a los que implantaron una oreja reconstruida a partir de células humanas y distintos tipos de materiales impresos en 3D capa a capa. A las dos semanas de la implantación,las pruebas confirmaron que el músculo era lo suficientemente robusto como para mantener sus características estructurales, vascularizarse e inducir la formación de nervios.

Dos meses después, el órgano sobrevivía y mostraba importantes signos de vascularización. La oreja implantada se encontraba en buenas condiciones y también había formado cartílago.

Todo esto se ha hecho posible gracias a la impresora  llamada Integrated Tissue and Organ Printing (ITOP por sus siglas en inglés). Es una impresora parecida a la que tenemos en nuestras casas, solo que en vez de inyectar tinta, utiliza andamios biodegradables y un gel a base de agua lleno de células vivas. Los andamios dan soporte a la estructura para que sobreviva el transplante, mientras que el gel a base de agua con las células, asegura que el oxígeno y los nutrientes puedan entrar al sistema. Es así como el tejido impreso puede crecer seguro y formar vasos sanguíneos.

Con estos avances en la ciencia se espera reducir las listas de espera de trasplantes y evitar el rechazo a estos.

  • Vía (El País
    )

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *